Páginas

jueves, 5 de julio de 2018

Hablando de canciones

La música, siempre la música. Para los buenos y los malos momentos. Para bailar o esbozar una sonrisa o para hundirse del todo en momentos difíciles. Da la sensación que siempre habrá un tema escrito para un momento particular de la vida. ¿Quién no dijo o pensó alguna vez “éste tema lo hicieron para mi”?


Y hay temas que hace décadas escucho, de cuando ser papá era algo lejano pero también era algo que iba a pasar, porque la vida era así de fácil y estructurada no?

Lo raro es que los dos temas de los que voy a hablar siempre me provocaban cierta emoción, vaya a saber por qué, quizás los deseos a futuro o las letras. Y claramente a medida que fueron pasando los años, ya entrado en la batalla de la infertilidad, escucharlas a ambas eran y son un puñal clavado en las ilusiones. Más de una vez apagué la radio o desconecté los auriculares de un tirón aunque mentalmente la letra seguía corriendo, cruel, fijada en la memoria desde hace décadas.

La primera canción que recuerdo es "Era en abril" , del cantautor argentino Juan Carlos Baglietto. No hace falta mucho analizarla ni oírla un par de veces para entender de qué se trata. Un aborto, una pérdida en la última etapa de gestación, unos “pechos llenos de leche y dolor”. La letra es un mazazo y desde ya pido disculpas para aquellas/os que lean y escuchen por primera vez la canción. Es muy dura, lo sé.

Para mí, además, tiene un significado especial porque éste fue uno de los cantantes que me hizo escuchar por primera vez un viejo amigo a quien ya no tengo. No me hizo escuchar sólo ése tema por suerte y fue un amigo que me hizo descubrir a Queen por ejemplo así que le estaré por siempre agradecido por la buena música y la amistad, claro.

El otro tema es más “nuevo” aunque del siglo pasado (suena taaan viejo!! Jajaja) Lo canta Sergio Denis, un artista siempre más vinculado a lo romántico que tiene infinidad de hits en su carrera. Se llama “Gigante chiquito” y no es triste como el anterior pero siempre me produjo algo, por supuesto que hoy más.

La última vez que la escuché fue hace muy pocos días, previamente a la celebración del Día del Padre en Argentina. Es un tema que no dejan de pasar en la radio cada año para ésa fecha. Así que, inevitablemente, lo escucho. Incluso a veces logré hacerlo por completo.

“Mirame siempre a los ojos que en tus ojos me miro” dice una parte de la letra. Tantas cosas para decir de ésa frase que no me salen las palabras. Que linda ésa mirada, ésa identificación, ése sentirse reflejado en alguien.

Los sentimientos que se desprendan del resto de la letra se los dejo a cada uno de los que lean. A mí me cuesta escribir con estos ojos emocionados.

Seguro habrá muchos temas más que nos toquen de cerca a los infértiles. Yo mismo encontré otros en distintos momentos de mi vida aunque ninguno como estos dos que hace décadas me hacían sentir cosas profundas sin saber que años después lo serían todavía más.

Dejo las letras de ambas canciones y links a los videos.

Era en Abril

Juan Carlos Baglietto y Ana Belén (1982)

¿Sabes, hermano, lo triste que estoy?

Se me ha hecho vuelo de trinos y sangre la voz, se me ha hecho pedazos mi sueño mejor, se ha muerto mi niño, mi niño, hermano.

No pudo llenarse la boca de voz, apenas vacío el vientre de mi dulce amor.

Enorme y azul la vida se le dio y no pudo tomarla, no pudo tomarla de tan pequeño.

Yo le habia hecho una blanca canción del amor entre una nube y un pez volador; lo soñe corriendo, abrigado en sudor, las mejillas llenas, la mejillas llenas de sol y dulzor.

Era en abril el ritmo tibio de mi chiquito que danzaba, dentro del vientre un prado en flor era su lecho y el ombligo, y el ombligo, y el ombligo el sol...

No busques, hermano, el camino mejor, que ya tengo el alma muda de pedirle a Dios.

¿Qué hacemos ahora, mi dulzura y yo, con dos pechos llenos, con dos pechos llenos de leche y dolor?

Era en abril el ritmo tibio de mi chiquito que danzaba, dentro del vientre un prado en flor era su lecho

y el ombligo, y el ombligo, y el ombligo el sol...

Estamos pensando, sería mejor, el marcharnos tres, el marcharnos tres...que quedarnos dos...)

 

Gigante, chiquito

Sergio Denis (1999)

Amigo,

Querido,

Gigante,

Chiquito.

Cuánto amor,

Como te quiero hijo mío.

Mirame siempre a los ojos

Que en tus ojos me miro.

 
Amigo,

Querido,

Travieso,

Bandido.

Yo soñé

Y eras mi sueño, hijo mío.

(Estribillo)

Ayúdame

A entender la vida

A querer ser bueno

Ayúdame

A creerte siempre,

A escucharte siempre,

A entender.

Ayúdame

 
A pintar tu mundo,

De un amor profundo.

Ayúdame

A llenar la casa

De luz, de esperanza.

Ayúdame

(Estribillo)

Amigo,

Querido,

Tan tierno,

Tan mío.

Tan feliz

De que seamos amigos.

Llevame siempre en tu alma, que en tu alma me abrigo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario